Etiqueta: alimentos

HIPOTIROIDISMO: CONSEJOS NUTRICIONALES

HIPOTIROIDISMO: CONSEJOS NUTRICIONALES

La alimentación, el ejercicio físico y un tratamiento farmacológico adecuado (si se tiene) son los tres pilares para mantener los niveles de tiroides controlados.

El calcio: ingesta diaria recomendada, fuentes alimentarias y consejos para mejorar su biodisponibilidad

El calcio: ingesta diaria recomendada, fuentes alimentarias y consejos para mejorar su biodisponibilidad

Para obtener esta infografía y muchas más sólo tienes que registrarte, y en menos de 5 minutos será tuya.  

Para Wear it slow: los 6 alimentos que combatirán tu invierno

Para Wear it slow: los 6 alimentos que combatirán tu invierno

Para Wear it slow.

 

El invierno ya está aquí y es hora de plantarle cara. No sólo desde fuera, mediante abrigos y bufandas de lana, también desde dentro: preparando a nuestro organismo para el frío que se avecina.

El cuerpo nos pide platos generosos de cremas que calienten el cuerpo al llegar a casa. Nuestro sistema inmunitario también nos da un toque de atención y reclama combustible para trabajar en la prevención de los típicos resfriados de esta época. Suerte que la naturaleza nos ofrezca alimentos con propiedades nutritivas aptas para las exigencias del invierno: los cítricos y las verduras de hoja verde son algunos de ellos.

 

POR QUÉ DEBEMOS CONSUMIR ALIMENTOS DE TEMPORADA

Priorizar el consumo de alimentos de temporada es fundamental para cubrir las peticiones que nuestro organismo reclama en cada época del año. Los alimentos de temporada están preparados para cubrir nuestras necesidades en función de las condiciones atmosféricas en las que nos encontramos. Es decir, consumiendo alimentos de temporada que han crecido en el clima que más les beneficia estamos consumiendo alimentos que han conservado mejor sus nutrientes, aroma, sabor y textura.

 

6 ALIMENTOS VEGETALES PARA COMBATIR EL FRÍO

La naranja  Un cítrico que aparece en otoño y se queda todo el invierno. Es famosa por aportarnos importantes cantidades de vitamina C, la gran protagonista cuando hablamos de resfriados.

Esta vitamina no nos libra de los resfriados, pero sí parece tener un ligero efecto sobre su duración. Lo que es indiscutible es que alimenta nuestras defensas, tarea que reclama nuestro organismo durante estas fechas.

El ácido fólico (B9) y tiamina (B1), dos vitaminas del grupo B aparecen en esta rica fruta. El primero, junto con la vitamina C convierten a la naranja en tu gran aliada contra posibles anemias ya que la vitamina C favorece la absorción de hierro y Ácido Fólico. A estos micronutrientes se suman minerales como el magnesio, el potasio y el calcio.

¡Ah! Su fibra: la hace ser más interesante. Ayuda a mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos y mejora el tránsito intestinal.

Otros cítricos interesantes en estas épocas que comparten características semejantes a la naranja son el pomelo y el limón. De ambos podemos aprovechar propiedades nutricionales realmente interesantes.

 

El kiwi. ¿Sabías que aporta el doble de vitamina C que la naranja?  A ésta se le suma la vitamina E haciendo que sea una fruta cargada de actividad antioxidante que protege nuestras células.

La fibra es la que ha llevado a esta fruta a la fama. También es rico en potasio y por ello interesante para prevenir y/o tratar la hipertensión arterial: ayuda a que los niveles de sodio no se eleven más de la cuenta.

 

El caqui. Esta fruta dulzona es capaz de alegrar cualquier día frío. Además de vitamina C nos aporta betacaroteno pigmento que al llegar a nuestro organismo trabaja fabricando vitamina A. Esta vitamina es esencial en épocas frías ya que se encarga de mantener en buen estado las barreras que combaten los virus: las mucosas y la piel.

 

Las coles: una gran familia. El brócoli, la coliflor, la col, el kale o col rizada, y las coles de Bruselas son las encargadas de reforzar nuestro sistema inmunológico aportándonos grandes dosis de vitamina C. Aparece de nuevo el ácido fólico que, junto con esta vitamina y el hierro combaten anemias.

El calcio, magnesio y potasio son otros minerales propios de esta familia.

 

Las verduras de hoja verde. La clorofila, pigmento natural de estos alimentos, será tu gran aliada en épocas frías. Actuará como antioxidante y favorecerá la eliminación de toxinas. La lechuga, escarola o endibia pueden ser la base de tus ensaladas invernales, porque las ensaladas en invierno también están ricas.

 

La acelga, una de las verduras más sencillas y a la vez más nutritiva que el invierno nos brinda. Todas sus variedades son ricas en calcio y vitamina C, y, sin menospreciar a ninguna de ellas destaco la acelga roja: aporta toda la provitamina A requerida al día y una buena dosis de hierro.

 

Querido invierno, déjame decirte algo: por muchos días fríos y nublados que traigas contigo, siempre nos quedarán alimentos que podrán alegrarlos. Las ensaladas ya no se te resisten mientras haya frutas como el pomelo para darlas color. Para atemperar el cuerpo que tan frío dejas tenemos cremas y verduras asadas que desprenden calor. Así que, este año ahórrate los esfuerzos porque estamos listos para combatirte.

¿Por qué una alimentación ovolactovegetariana?

  No sé muy bien cómo empezar este post. Sólo tengo claro el por qué lo escribo: para que me conozcáis mejor.