5 pasos para tu tostada saludable y 7 ideas que vas a querer probar (incluye infografía)

Las tostadas por la mañana, a medio día e incluso para merendar son un clásico. Sobre todo en la primera ingesta del día, haciendo compañía al café.

Queridos amantes de las tostadas debéis saber que sólo hacen falta 5 pequeños pasos para conseguir que éstas sean sanas y nutritivas. Ya seas fan de las tostadas saladas, o bien de las dulces, o eres de los que se atreve con ambas preparaciones, este post va a servirte para mejorar su calidad.

 

5 pasos para una tostada sana, nutritiva y riquísima.

1.- Un pan de calidad. Para construir una tostada de buena calidad primero debemos hacer caso a los cimientos: el pan. El objetivo es elegir uno que esté elaborado con los ingredientes necesarios, ni uno más: harinas de calidad, nada de harinas refinadas (harina de trigo integral, de centeno, de espelta, de avena…), agua, sal y levadura o masa madre. 

Será fácil encontrar en el supermercado panes que supuestamente reúnen alguna de estas harinas. Pero, el nombre no lo es todo: revisa su cantidad en el listado de ingredientes. Para que un pan sea de calidad el porcentaje de la harina que contiene  debe ser superior al 70%. Por ejemplo, si vas a lanzarte a por un pan de centeno que has ojeado, el porcentaje de harina de centeno debe ser superior a 70%. Si el fabricante no se ha molestado en indicarte la cantidad es porque probablemente ésta sea bastante baja: devuelve ese pan a la estantería.

2.- Un untable cremoso: será el encargado de hacer que tu tostada quede más sabrosa. Normalmente esta tarea recae en la mantequilla o el aceite. Para no dejar que tus tostadas sean aburridas voy a proponerte otras ideas:

  • Mantequillas caseras de frutos secos: de cacahuete, de almendras…
  • Mantequilla salada de aguacate.
  • Nutella casera
  • Patés vegetales caseros: hummus, babaganoush (de berenjena), tapenade (de aceitunas) …
  • Queso crema

3.- Ingredientes sabrosos sobre el untable: complementarán el sabor de la base de la tostada y cogerán cierto protagonismo. Por ejemplo, si has elegido preparar una tostada de hummus voy a recomendarte que la complementes con rúcula y rabanitos.

 

4.- Complementos que ultiman detalles: se trata de topping dulces o salados que darán un toque exquisito a tu tostada. Tanto en el paso 3 como en éste puedes aprovechar para introducir vegetales de temporada. Por ejemplo, un poquito de cilantro picado es el topping ideal para la tostada de hummus con rúcula y rabanitos de la que veníamos hablando.

 

5.- Un aliño y/o sazonador casero que ponga la guinda al pastel: que las ideas no se te acaben con el aceite, hay muchos aliños dulces y salados que harán de tu tostada una SEÑORA TOSTADA:

  • Aliños dulces: miel, sirope de dátil, compota de manzana, mermelada de fruta…
  • Aliños salados: salsas caseras (pesto de albahaca y nueces)
  • Sazonadores dulces y salados tradicionales: ajo en polvo, pimienta, canela… 

 

De la teoría a la práctica: 7 tostadas que querrás probar

Fácil, ¿verdad? Sólo 5 pasos y tendrás en tus manos una tostada sana, nutritiva y sabrosa. ¿Necesitas ideas? Aquí estoy yo par dártelas. Te dejo una infografía descargable (pincha en la foto) donde encontrarás resumidos los 5 pasos de los que hemos hablado y 7 apetitosas tostadas que sí o sí querrás probar. 

 

TOSTADA SALUDABLE - PASOS + IDEAS.jpg

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s