Alimentación consciente: la clave está en disfrutar de cada bocado

El trabajo y las prisas están cada vez más presentes en nuestras comidas. Cuando vas a pegar el primer bocado a la comida aparece por tu mente alguna tarea pendiente, o empieza a vibrar el teléfono: tu jefe te llama, un email nuevo…  El estrés aparece para apoderarse del sabor de tus platos, y ese bocado ya no te sabe a gloria.

Dejar que todos los asuntos que tienes marcados como pendientes entren a formar parte de tus comidas es sin duda un hábito poco saludable. No ser consciente de lo que comemos nos lleva a comer más deprisa, a comer más cantidad, y sin duda, a no saborear los alimentos como es debido. En definitiva, entramos en modo automático de tal forma que la comida pasa a un segundo plano. 

Ya es hora de que empieces a construir la burbuja en la que vas a meterte cada vez que sea la hora de la comida: es hora de hacerte caso, de cuidarte disfrutando de cada bocado.

 

¿Qué significa mindfoodness o alimentación consciente?

Es la capacidad de ser consciente de lo que comes. También implica una relación más sana con la comida: los componentes emocionales que hay bajo muchas formas de comer quedan desplazados, y comenzamos a ser conscientes de cada bocado.

 

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE Y SUS BENEFICIOS

Promueve el autocontrol y el autoconocimiento. En muchas ocasiones las prisas nos llevan a comer comidas rápidas poco saludables, y el estrés y la ansiedad nos guían hacia ultraprocesados altamente calóricos (croissant de chocolate, patatas fritas, galletas…). Estar atentos a lo que comemos puede hacernos reflexionar: ¿realmente necesito este bollo ahora mismo? ¿voy a comerme estas galletas por placer o porque estoy agobiad@? 

 

La alimentación consciente puede ayudarnos a gestionar las ingestas derivadas de factores emocionales o estímulos ajenos. Con ella aprendemos a identificar si el hambre que se ha manifestado es fisiológico o emocional.

 

Favorece una aparición más pronta de la saciedad. Nuestra digestión inicia en el momento en el que nuestra vista entra en contacto con el plato. Visualizar los alimentos, disfrutar de los olores, y tras el bocado, experimentar la mezcla de texturas hace que el cerebro comience a trabajar la saciedad y envíe en su debido momento las señales que nos hacen parar de comer.

 

Un mejor disfrute de los alimentos. ¡Qué tontería no disfrutar de ellos después del tiempo que invertimos en comprarlos y cocinarlos!

En definitiva, la alimentación consciente busca disfrutar del placer que brinda una buena comida sin dejar a un lado la atención que debemos prestar a nuestras señales internas.

 

CÓMO APLICAR UNA ALIMENTACIÓN CONSCIENTE EN MI DÍA A DÍA

Date tiempo. No es algo que puedas lograr de un día para otro. Recuerda que la alimentación consciente se trata de un hábito, y como tal,  se consigue practicándolo habitualmente.

En esta infografía que puedes descargarte pinchando en la imagen te presento 7 técnicas que van a ayudarte a que tomes consciencia de cada bocado. Recuerda: a la hora de las comidas trae de vuelta tus señales internas que has dejado olvidadas, y olvida el trabajo, es tu momento.

 

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s