PESTO DE KALE, ALBAHACA Y NUECES

Si has leído el post sobre kale o col rizada sabrás que este alimento tan verde nos aporta un montón de nutrientes necesarios (mucho calcio, por ejemplo) y que es súper versátil a la hora de cocinarlo. Para demostrarte esto último te dejé el link de 4 recetas fáciles, sabrosas y muy diferentes donde el kale es uno de los ingredientes protagonistas. ¡Revísalo que merece la pena!

Aprovechando que me voy de viaje me he puesto en modo ´aprovechamiento´. Vamos, que nada de hacer la compra y a gastar todo lo que haya por el frigo porque ¡no se tira nada! Y como tenía kale en cantidades industriales decidí hacer esta salsa que taaaanto me gusta y que, si me sobra antes de irme, que lo dudo, puedo congelar. La puedes añadir en ensaladas como aliño o en los típicos platos de pasta. Lo mejor de elaborarla tú mismo (como siempre digo) es que sustituirás salsas comerciales de pésima calidad nutricional por esta casera que sólo tiene beneficios para tu salud. 

¡Manos a la obra!

 

pesto-kale-7.jpg
Saludalosaludable

 

pesto-kale-6
Saludalosaludable

 

PESTO DE KALE, ALBAHACA Y NUECES

_________________________________________

  • 1 taza de kale fresco
  • 1/2 taza de albahaca fresca
  • 10 nueces
  • 1/2 taza de aove
  • 1 taza de agua (podrás necesitar más o menos cantidad en función del espesor que decidas darle al pesto, para mí esta cantidad es la ideal)
  • 1 cda pequeña de queso parmesano rallado o levadura nutricional si quieres que el pesto sea versión vegana
  • Sal y pimienta al gusto

_________________________________________

Primero lavaremos el kale en abundante en agua y lo cocinaremos. Para ello calentaremos agua en una cacerola y cuando comience a hervir introduciremos el kale. Cuando el agua rompa a hervir bajamos el fuego y esperamos 2 – 3 minutos (no te descuides o perderás algunas de sus vitaminas). Después romperemos la cocción lavándolo inmediatamente con agua muy fría, así conservarás la clorofila y su color verde.

(Puedes simplificar este primer paso únicamente lavando el kale y masajeándolo hasta conseguir que quede blando).

Una vez que el kale esté listo lo trituraremos junto con la albahaca y las nueces. A la mezcla añadiremos el aceite y el agua y volveremos a trituras hasta conseguir la consistencia que deseemos para nuestro pesto. 

 

 

Finalmente añadiremos el queso o la levadura nutricional y lo salpimentaremos al gusto. Trituramos un minuto para que todos los ingredientes se terminen de combinar y lo probamos por si es necesario rectificar su sabor.

Puede servirlo en ensaladas o en la pasta recién cocida, o bien añadirlo como ingrediente a tus pizzas, tostadas… El resto lo guardaremos en un tarro hermético en el frigorífico. Aguantará 1 o 2 semanas. 

 

pesto-kale-4
Saludalosaludable

 

Esta receta es demasiado fácil de preparar para que te niegues a probarla algún día. Cuando lo pruebes querrás más y más y este pesto será un básico en tu casa. A mí me ha pasado… me descuido ¡y vuela!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s