Ensalada de quinoa roja y cerezas | Propiedades de la quinoa

Muy pronto este blog cumple un año. Un año de post, recetas, unos cuantos libros y algún que otro artículo y muchas experiencias en la cocina…

Uno de los primeros post que publiqué fue sobre la quinoa: La quinoa. ¿Por qué la considero un imprescindible? A día de hoy, este alimento sigue sin faltar en mi despensa y, por si no quieres leerte el post completo sobre ella, te hago un breve resumen de por qué la quinoa es para mi un alimento imprescindible:

  • Sus proteínas. Cualquier variedad de este grano similar al cereal nos aportará proteínas completas, por lo que, para aquellos que buscan este macronutriente en alimentos de origen vegetal, la quinoa es una buena opción. 
  • Su grasa saludable (en menor cantidad si la comparamos con la quinoa blanca). Más del 50% de la grasa de la quinoa corresponde a ácidos rasos poliinsaturados esenciales: linoléico u omega 6 y linolénico u omega 3.
  • Sus carbohidratos y su fibra. Es un alimento saciante, cuya fibra es insoluble lo que hace que mejore el estado de estreñimiento. Además, su índice glucémico es bajo, así que es apta para diabéticos. La quinoa roja aporta algo más de fibra que la quinoa blanca.
  • Una gran fuente vitaminas y minerales. El ácido fólico y el potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro y zinq son micronutrientes que podemos obtener con la quinoa. Además aporta vitamina E cuya función antioxidante. resulta ser muy interesante.

 

Además, hay que añadirle una ventaja más: es un ingrediente versátil en la cocina. Con este alimento puede preparar recetas dulces como galletas o barritas energéticas, recetas saladas como pizzas, o bien añadirla en ensaladas y otros platos principales. Esto último yo lo hago bastante a menudo. Aquí te dejo una idea de una rica ensalada refrescante y nutritiva:

 

Ensalada de quinoa roja y cerezas

 

quinoa 1
Saludalosaludable

 

Para 2 personas:

  • 1 taza de quinoa roja
  • 2 tazas de agua
  • 4 – 5 puñados de kale rizado
  • 5 rabanitos
  • 15 cerezas
  • 1 puñado de pipas de girasol y calabaza

Para el aliño, esta vez uno sencillito: aceite de oliva y vinagre de manzana.

Aclara la quinoa con agua tibia. Después pasa a cocerla. Para ello tienes que utilizar el doble de agua que de quinoa, y esperar unos 10 minutos. Cuando esté lista, déjala reposar en la nevera 5 minutos para que se enfríe.

Mientras tanto trocea el resto de ingredientes y mézclalos. Añade finalmente la quinoa cocida y el aliño.

 

 

Y en un periquete tienes una ensalada para ti o toda la familia fresca y con una alta calidad nutricional. Además, gracias al color de sus ingredientes nos aportará muchos antioxidantes, necesarios en esta época del año para proteger el envejecimiento de nuestras células producidos por los rayos del sol.

 

quinoa 9
Saludalosaludable

 

¡Hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s