10 ideas para un 2018 más saludable

¿Llego tarde con los propósitos para 2018? Nunca es tarde si la dicha es buena, ¿no? Pues aquí tienes 10 ideas, propósitos, consejos o como los quieras llamar para que tu año sea un año más saludable.

¿Eres de los que se marcan propósitos a primeros de año y luego no los cumplen? TRANQUILO/ A. Todos somos igual, o al menos yo. Pero seguro que estarás de acuerdo conmigo en que, cuando llegas a la meta que te habías propuesto en un principio tu satisfacción está por las nubes. Pues eso es lo que pretendo con este post, que cojas estas 10 ideas y con el paso del tiempo las acojas en tu vida para que cuando eches la vista atrás estés orgulloso/a. Y no te costará, son propósitos muy sencillos.

 

1.- QUIÉRETE MÁS

Sí. Haz esto porque a ti te apetezca cuidarte, alimentarte de una manera más sana, y en definitiva porque TÚ quieres.

Que nadie te lo pida puesto que acabarás abandonando. Si tienes que perder peso, empezar a cuidar tu alimentación, restringir determinados alimentos hazlo porque te has dado cuenta que es lo mejor para ti, para tu SALUD. 

 

2.- CULTIVA EL “COCO” SOBRE TEMAS DE NUTRICIÓN

Lee más libros, blogs, noticias… de ESPECIALISTAS en la materia (así tendrás más en cuenta estos propósitos) y contrasta la información que te resulte chirriante.

Si quieres mejorar tu alimentación y necesitas ayuda, el experto es el NUTRICIONISTA y asegúrate de que éste es un “Nutri” de verdad (que de intrusismo vamos sobrados…), de que tu tratamiento dietético es adecuado y que no es “sacado” de Internet.

Desconfía y pregunta siempre que te surjan dudas.

 

Por aquí te dejo la página de mi blog donde hay unos cuantos blogs y libros que te recomiendo, pincha en el enlace y listo: Lo que te recomiendo

 

3.- ORGANIZA TU MENÚ

Puede sonar aburrido y puede que al principio lo sea, pero cuando lo hagas y experimentes los beneficios seguro que no abandonas este consejo.

Se trata de que dediques un rato de tus domingos (por poner un día) a planificar tu menú semanal (más o menos) anotando tus comidas y cenas y qué ingredientes te hacen falta. De esta manera harás una lista de la compra más completa donde estarán los alimentos necesarios (y no aquellos que se suelen comprar para “por si acaso”).

Una vez que tengas todo lo necesario para tus platos sólo tienes que dedicar como mucho dos horas a prepararlos. Después los envasas en tuppers y tienes tus comidas listas para unos cuantos días. Esto te ayudará a evitar comida rápida o ultraprocesados poco saludables por la falta de tiempo o el cansancio.

 

Te dejo algunos menús semanas sacados de Pinterest originales que pueden ayudarte. Pincha en el texto de debajo de la foto y te lleva directo hacia ellos:

MENU SEMANAL.jpg
Organización Menú Semana Lovely

 

menu semanal 2.jpg
Planificador Menú Semanal

 

4.- DEDICA UN TIEMPO A LAS ETIQUETAS DE LOS PRODUCTOS

Una vez que hayas organizado tu menú te dispones a hacer la lista de la compra y finalmente te vas al súper a por lo necesario. Si en tu lista de la compra abundan los productos frescos  el tiempo que necesitas para revisar etiquetas será mucho menor. En el caso de que necesites productos más procesados párate a leerlas. OJO, me refiero a las etiquetas no los eslogan que nos ponen en grande para que nos lancemos al producto como “bajo en calorías”, “0% materia grasa”, “0 azúcares añadidos”…

Con ojear la lista de ingredientes es suficiente. Estos se ordenan de mayor a menor en función de la cantidad que posee el producto por lo que si lees “azúcar”, “maltosa” (u otras palabras acabadas en “osa”), “jarabe de…”, “aceite de palma”, “aceite refinado” huye del producto.

¿Cómo acordarte de todas esas palabras? Fácil, si el producto tiene más de 3 – 4 ingredientes pasa a ser un producto altamente procesado así que no te molestes en seguir leyendo, es mejor evitarlo. Si quieres informarte un poquito más te dejo por aquí un post que escribí al comienzo del blog y que puede ayudarte: Descifrar el etiquetado es cuidar de tu salud

 

5.- MÁS PRODUCTOS VERDES EN TU ALIMENTACIÓN

Mi recomendación es que vayas a un mercacillo y te empapes del buen rollo que desprende. 

ovolactoveg

Intenta que la mayoría de los alimentos que tengas que comprar procedan de pequeños comercios y mercadillos, así, apoyamos el comercio justo y de alguna manera aplaudimos el gran trabajo de los agricultores.

Para todo esto lo que puedes hacer es incluir poco a poco nuevas recetas elaboradas con productos vegetales. En Internet tienes muchísimas variedades. Prueba, experimenta, involucra a los tuyos en la cocina, deja que aprendan contigo. Así, cuando el 2018 se esté acabando habréis consumido más alimentos vegetales y habréis dicho NO a muchos ultraprocesados.

 

Te comparto algunas recetas sencillas si eres de los que pisan la cocina poco o de los que apenas cocinan vegetales. Como siempre digo: ¡¡¡anímate a prepararlas!!!

 

 

FRITATA3
Frittata de setas

 

 

pizza1
Pizza de quinoa healthy

 

cuscus 1
Cuscus de coliflor

 

 

6.- UNA RACIÓN MÁS DE LEGUMBRES A LA SEMANA

Tenemos asociado el comer legumbres a platos de cuchara que apetecen más en invierno pero que en verano no podemos ni ver y de esta forma las despreciamos. O bien, si no somos muy cocinillas los típicos guisos no “somos capaces” de prepararlos (mejor dicho, no nos atrevemos) así que esperamos a visitar a las abuelas para comerlos (porque como las lentejas de tu abuela…). No es necesario que tengas que esperar a ir al pueblo para comer lentejas o garbanzos, hay muchísimas recetas que incluyen legumbres que no implican un esfuerzo a la hora de prepararlas ni una cuchara a la hora de comerlas.

Te repito, experimenta en la cocina y prueba añadir tus legumbres a las ensaladas, a los rehogados… ¿quieres ideas? Ahí van:

 

80C38E5C-BB79-417A-A5F0-EBA921BAA56A
Garbanzos especiados para ensaladas, cremas o como snacks

 

pasta 1
Pasta con salsa boloñesa vegana

 

 

berenjena 2
Berenjenas rellenas de garbanzos al curry

 

Las legumbres son una BUENÍSIMA fuente de proteínas y aportan muchísimos otros nutrientes a nuestro organismo que favorecen tu salud. Con este propósito al final de año conseguirás haber reducido el consumo de producto animal favoreciendo el medio ambiente, pero sobre todo TU SALUD.

 

7.- MÁS FRUTA EN TU DÍA A DÍA

No podía olvidarme de las frutas. Si eres de los que a media mañana o para merendar recurren a barritas de cereales, tortitas de trigo y otro tipo de snack ve sustituyendo poco a poco estos productos por una pieza de fruta.

Son fáciles de transportar y no requieren mucha complicación para comerlas. Lleva siempre una encima y así cuando te pique el gusanillo no te gastarás el dinero en un snack de la máquina vending poco saludable, poco nutritivo y poco saciante. 

Otra forma es incluirlas en tus recetas, por ejemplo, si algún día te preparas una ensalada añade la fruta que más te guste. Le dará un toque fresco y diferente.

 

QUINOA3
Ensalada dulce de quinoa

 

8.- ¿AZÚCAR? NO, GRACIAS.

Reeduca tu paladar. Eso no se hace de la noche a la mañana. No, no te levantes y pretendas tomarte el café con leche sin ningún tipo de endulzante porque no te va a gustar. Ve reduciendo poco a poco la cantidad, o sustitúyelo por algún edulcorante como la Stevia que también irás reduciendo.

Al final sabrás apreciar el buen café y te sobrarán los sobres de azúcar que el camarero te ponga en la mesa.

Lo mismo ocurre con las recetas. Si estás acostumbrado a tomar dulces (caseros o no) cuya cantidad de azúcar es considerable es normal que al principio el bizcocho sin azúcar no te sepa a nada. Emplea especias como la canela para dar sabor a tus preparaciones o endulzantes más naturales como la miel o los dátiles. Poco a poco irás apreciando el sabor de los demás ingredientes y créeme, los bizcochos estarán mucho más buenos.

Casi se me olvida, ¡pero no!. Recuerda que los refrescos están cargados de azúcar… Elige beber agua en las comidas y que ésta sea tu primera elección para hidratarte.

 

IMG_E4849
Bizocho de calabaza con cobertura de chocolate

 

9.- ELIGE OPCIONES MÁS SALUDABLES SI COMES FUERA DE CASA

Si te gusta desayunar todos los días con tus compañeros del trabajo no elijas siempre ese desayuno poco saludable. Es decir, si un día desayunas un chocolate con churros no pasa nada, DISFRÚTALOS, el “problema” aparece cuando los desayunas todos los días y ese chocolate y esos churros están reemplazando alimentos más nutritivos. 

Lo mismo ocurre con las comidas o las cenas. No pasa nada si un fin de semana has comido hamburguesa y pizza porque lo que realmente importa es que cuando eches la vista atrás veas que en tu día a día has elegido y consumido opciones saludables, nutritivas, sanas. 

 

cena2

 

 

10.- MUÉVETE

Es el último propósito pero es igual de importante que todos. Y creo que este está en tu lista y en la de la todos. No se trata de que te apuntes al gimnasio y te machaques, sino de que saques tiempo para pasear o iniciar un deporte que realmente te guste con el objetivo de despejarte, de sentirte mejor, de disfrutar.

Elige actividades de ocio que impliquen moverse, salir de casa, menos sedentarias para ti y tu familia. Sal al parque y juega con los más pequeños.

Menos ascensor y más escaleras. Más caminar y menos transporte público. Bájate antes del autobús y camina hacia tu casa. Sube las escaleras hasta tu piso una vez al día. Si tienes un trabajo muy sedentario levántate y camina por la oficina, sal a la calle, RESPIRA.

 

 

Te dije que eran propósitos muy sencillos, ¿te animas? Y recuerda esto que es importantísimo:

no seas duro contigo mismo/a y no te autoexijas cumplir con estos propósitos de la noche a la mañana, se trata de dar pequeños pasos día a día hacia los objetivos que te has propuesto. No olvides aplaudirte cuando los consigas y no te castigues si un día, una semana o un mes por el motivo que sea has flojeado.

Lo que importa al fin y al cabo es llegar al final de este 2018 sabiendo que has conseguido adherirte a un estilo de vida más saludable y que por ello estás más feliz, satisfecho/a contigo mismo/a.

Como te he dicho al principio, nunca es tarde para dar el primer paso. ADELANTE. Y por supuesto, DISFRUTA DEL CAMINO.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s