¿Hay calcio más allá de la leche? Sí, sí y sí.

“¡Bebe leche para tener unos huesos fuertes!” ¿Quién no ha escuchado esta frase alguna vez? O… ¿Quién no la ha dicho? Hasta hace muy poco la leche no podía faltar en las neveras, sin embargo ahora cada vez hay más dualidad de opiniones: para muchos la leche es un imprescindible, y para otros (y no son pocos) es el mismo diablo.

Antes de seguir escribiendo tengo que recalcar que no tengo nada en contra de la leche. Hay que conocer más, aprender, y deshacernos del mito que dice que la leche y su calcio fortalece nuestros huesos u otros similares.

 

Empecemos por el principio… pregunta básica: ¿QUE ES LA LECHE?

Sustancia líquida y blanca que segregan las mamas de las hembras de los mamíferos para alimentar a sus crías.

IMG_1067.JPG
Foto de Pinterest

 

Teniendo en cuenta esta definición, si eres de los que dicen “yo desayuno leche de soja” corrígete. Esto es una bebida vegetal, y como su propio nombre indica es un alimento procedente de una fuente vegetal que se elabora a partir de ciertas variedades de frutos secos, cereales y semillas mezcladas con agua y, a veces, con otros ingredientes. Por lo que llamémoslas por su nombre: bebida de soja, bebida de almendras, bebida de …

 

La pregunta del millon: ¿ES LA LECHE IMPRESCINDIBLE?

Aunque a algunos los cueste admitirlo, NO. No es imprescindible para la vida, sino… ¿como viven aquellos que no la toman?

La industria láctea y aquellos que hacen publicidad de ésta son los que se han encargado de hacernos a la idea de que sin lácteos nuestros huesos serán frágiles, sufriremos fracturas de mayores, etc. Sin embargo, fíjate qué curioso que una investigación publicada en JAMA Pediatrics pone de manifiesto que los niños que viven en países donde se consume menos leche suelen sufrir menos fracturas. 

Los lácteos no son imprescindibles, pero tampoco son el demonio. Yo llamaría “demonio” (aunque suene “fuerte”) a lo que normalmente acompaña a un vaso de leche: galletas y croissant, bollería en general, Nesquik o Colacao…

Por lo que, quédate con esto que es importante: la salubridad del lácteo que tomemos dependerá:

  • primero, de la elección que hagamos. Fuera azúcares añadidos, grasas de mala calidad, conservantes y edulcorantes de la lista de ingredientes.
  • segundo, del acompañante.

 

IMG_1056
Foto de Saludalosaludable

 

Si consumo lácteos… ¿CUAL ES LA RACION RECOMENDADA? ¿CUAL ELIJO?

Hagamos caso a entidades científicas como Harvard que nos dice que como mucho consumamos dos raciones de lácteos al día. 

  • Aunque te suene raro porque toda la vida te han recomendado leche desnatada por no tener apenas grasa, consume leche entera. Esta tendrá más vitaminas y minerales, ya que la desnatada se ha sometido a temperaturas más altas para así separar la nata y por lo tanto la parte grasa, pero con ésta se ha ido también una buena parte de vitaminas y minerales..

 

  • Mejor los derivados fermentados (yogures). Te dejo una pequeña guía para que sepas elegir un buen yogur. Evita yogures azucarados o edulcorados, batidos repletos de azúcar…
IMG_0674
Foto de Saludalosaludable

 

¿DONDE PUEDO ENCONTRAR CALCIO?

El calcio que es lo que fundamentalmente buscamos en la leche, puede encontrarse en muchos alimentos de origen vegetal. Sí que es verdad que una ración de espinacas o de frutos secos nos aporta menos calcio que un vaso de leche, pero esto no supone ningún problema puesto que la absorción de este mineral dependerá de lo que necesite nuestro organismo. Es decir, si nuestro organismo necesita calcio absorberá más de éste para conseguir un equilibrio orgánico.

No sólo es calcio lo que nis aportan todos estos alimentos, ya que estos son bastantes ricos a nivel nutricional. En eso sí ganan a la leche. Estos son algunos:

 

hueso.png
La cantidad de calcio está expresada en mg por 100 g del producto. Foto de Saludalosaludable

 

 

¿MAS CALCIO = MAS SALUD OSEA?

Como ya he comentado antes es curioso que muchos de los países cuya frecuencia de consumo de lácteos es alta tenga las tasas de osteoporosis aún más altas. 

Empecemos a destruir este mito y a conocer que la salud de nuestros huesos no depende de la leche que consumamos, sino de otros factores como son la actividad física 🏃🏽‍♀️🏋🏽‍♀️🚴🏽‍♀️ (muy importante), la exposición solar 🌞 (para la fabricación de vitamina D) y una alimentación saludable 🥕🌶🥔🍌. Si queremos cuidar de nuestros huesos, cuidemos nuestra alimentación con alimentos de calidad (frutas frescas, hortalizas, legumbres, granos integrales, frutos secos).

 

RECUERDA…

  • Los lácteos no son imprescindibles en nuestra alimentación. 
  • El calcio y la vitamina D se encuentra en muchísimos más alimentos a parte de los lácteos.
  • Limita el consumo de lácteos a 2 raciones por día. Si abusas de éstos estás desplazando alimentos con mayor calidad nutricional. Una ración puede ser…
    • 1 taza de leche (250 mL)
    • 1 yogur natural (125 gramos)
    • 1 porción de queso fresco (125 gramos)
  • Si consumes lácteos…
    • elige bien cuáles compras y con qué los acompañas ❌🍩🍪
  • Come saludable y muévete para cuidar tus huesos 🥑⛹🏽‍♀️.

 

 

Ahora que sabes más sobre los lácteos y su relación con el calcio y los huesos es hora de que rompas con el mito que tanto has escuchado cada vez que desayunabas. ¡Que no te engañen 🤓!

¡ Si te surgen dudas escríbeme ! 👩🏽‍💻

¡Hasta la próxima! 🙌🏽

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s