¿Alimentos light en una alimentación sana?

No todo lo rico en fibra es saludable, ni aquellos productos con 0% de azúcares o materia grasa, ni los que son light, entre otros. Crees que son aptos para una buena alimentación, y sobre todo recurres a ellos cuando intentas perder peso,sin saber que no te hacen ningún favor.

Ya comenté en la entrada Descifrar el etiquetado es cuidar de tu salud que éste es sumamente importante a la hora de hacer la compra. Si no lo leemos, y nos fijamos solo en dichos eslogan no sabemos si realmente lo que nos llevamos a la boca es saludable, nutritivo.

Captura de pantalla (237).png

 

DEJA DE CONTAR CALORÍAS 

“Se trata de comer menos” es lo que te dicen muchas veces. No, no es verdad. Se trata de comer mejor, de saber elegir las opciones saludables en el súper, de evitar aquellos ultraprocesados y no por lo que engordan, sino por su composición, y de tener en cuenta factores fisiológicos (saciedad, hambre, el famoso metabolismo…), psicológicos (ansiedad, motivación, …) y factores ambientales (que en muchos casos es lo más complicado ya que actualmente vivimos en un ambiente obesogénico que nos ofrece más ultraprocesados que otra cosa).

Todo esto, un médico en 5 minutos de consulta no lo hace, ni una dieta de Internet, ni un nutricionista que basa su dieta en vender pastillas deboragrasas tampoco.

 

ALIMENTOS CON MENOS KILOCALORIAS, UNA MALA OPCION

Un alimento light es aquel al que se le ha reducido al menos un 30% su contenido energético en comparación con un alimento de referencia. 

La disminución calórica normalmente supone una reducción de grasa. Y hasta ahí bien. Sin embargo, al reducir la grasa de un producto este se vuelve menos palatable, menos gustoso, por lo que aumentan sus azúcares. Puede ocurrir al revés, reducen los azúcares y aumentan las grasas, o añaden edulcorantes (y no pocos). 

cats
Una mayonesa de referencia y otra light, la cual tiene hasta un 50% menos de kcal.

De las dos mayonesas que te he mostrado, ¿cuál es la que está en tu nevera? Veamos sus etiquetas, a ver cuál resulta ser “mejor” (y pongo mejor entre comillas porque como la mayonesa casera no hay ninguna):

  • Esta información nutricional corresponde a la mayonesa normal. Veamos:

Captura de pantalla (238)
 
Una ración equivale a una cucharada. Esta aporta: 91 kcal, casi 10g de grasa (siendo 1,5g saturadas), 0,33g de HC (que te indican con <0,5g para “simplificar”), de los cuales 0,23g son azucares añadidos (más de la mitad).
Tiene ONCE ingredientes (no creo que en casa emplees tantos cuando la prepares) y entre ellos el azúcar. ¿Azúcar en la mayonesa? ¿desde cuándo?
 

  • La siguiente información nutricional corresponde a la mayonesa light:

Captura de pantalla (236)

Una cucharada aporta: 40 kcal (tiene hasta un 50% menos de kcal en comparación con la anterior), 4,1g de grasa (menos grasa que la anterior), y 0,9g de HC (de lo cuales casi la mitad son azúcares añadidos: 0,33g). Además, vemos que contiene más sal, y un menor aporte de proteína.

A simple vista, lo que más destacamos es la reducción de las kilocalorías, que es lo que nos hace lanzarnos al segundo producto. Sin embargo, al analizarlo en profundidad, podemos ver que, a pesar de que aporte menos grasa como consecuencia se le ha añadido más azúcar y más sal. A esto hay que sumarle que, en muchas casas, si compramos una mayonesa normal quizá no se abuse de ella, mientras que si es light con esta excusa serviremos más de una cucharada en el plato. Con dos cucharadas de ésta última casi alcanzamos las kcal de la mayonesa normal, y lo mismo pasa con la grasa, pero además, añadiríamos más azúcar y más sal a nuestro plato.
 

Menos es más

Es curioso. Se supone que compramos dichos productos para reducir nuestro aporte calórico, y al final este suele ser mayor, ¿por qué?

  • Saciedad. Estos productos resultan menos saciantes, por lo tanto, unos snacks de arroz inflado a media mañana nos quita el apetito un rato, pero probablemente llegues a la comida con ganas de comerte hasta el plato.

Por otro lado la fibra. Aquellas galletas ricas en fibra te van a saciar lo mismo o menos que aquellas que son normales. Básicamente es azúcar, grasas de mala calidad, y un poquito más de fibra que las originales.

  • Aumentamos la ración. Como ya te expliqué con el ejemplo de la mayonesa, que sea light nos “permite” servirnos “un poquito más” en el plato. Al final perdemos la cuenta de las kcal. Lo mismo ocurre con las galletas ricas en fibra, con esta excusa podemos comernos un paquete con el fin de mejorar nuestro tránsito pero… ¿y el azúcar y las grasas de malísima calidad qué? ¿los has tenido en cuenta?

 

Sin darnos cuenta, a lo largo del día:

  • Has consumido más kilocalorías creyendo que no lo hacías.
  • Te has llevado a la boca productos nada intereantes. Más bien azúcar, grasa, y otros componentes de poca calidad.
  • Has reemplazado alimentos interesantes que te aportan nutrientes de calidad, que te sacian y te ayudan a perder peso por otros que no lo son.

 

MENOS KCAL, MENOS CALIDAD NUTRICIONAL

Después de todo lo leído anteriormente ya no es ninguna novedad. Como te he mencionado, al reducir la cantidad de algunos ingredientes, la de otros aumenta. Aumentan también los edulcorantes (los más habituales son el ciclamato o el ciclo hexil-sulfamato, el acesulfame potásico y el aspartamo), saborizantes, conservantes y otros que hacen que el alimento se aleje de lo natural.
 

Que no te engañen…

  • Bajar de peso no se resumen en restar kilocalorías a las comidas que realices al día.

 

  • Las versiones light siguen aportando a tu dieta grasas y azúcar de forma significativa (mayonesa, mantequilla, quesos…).

 

  • Que sea light, bajo engrasas o azúcar o rico en fibra no es una excusa para que puedas comer más. Ya has visto que a la larga añades más kcal.

 

  • Dichos productos resultan ser menos saciantes, y por lo tanto, aunque no lo creas, no te ayudan a controlar tu apetito.

 

  • Leer las etiquetas te ayudará a evitar alimentos poco saludables.

 

 
 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *