Desde la playa te traigo una receta rapidísima de hacer, fácil de llevar a todos los lados y que además se conserva a temperatura ambiente durante un mes o más. Y si a todo esto le añades que es saludable, nutritiva e híper saciente ¿qué?
Puedes tomarlo en el desayuno, después de cualquier comida o como almuerzo o merienda. Uno de sus muchos beneficios es que es altamente saciante y por lo tanto te ayuda a evitar caer en la tentación de picar entre horas en esos días largos. Además no tiene nada que envidiar a esos muesli de bolsa que venden en los súper y que están repletos de azúcar.
Processed with Rookie Cam
Allá vamos…
 

Ingredientes:

  • un vaso lleno de copos de avena
  • 2-3 chdas de coco rallado
  • 2 chdas de semillas de lino
  • 2 chdas de semillas de chía
  • pipas de calabaza
  • frutos secos al gusto (nueces, avellanas, pasas…)
  • canela
  • stevia

Calentamos la sartén a fuego medio y añadimos la avena hasta que se dore un poco, y después añadimos el coco y removemos para evitar que éste se queme. Cuando la avena esté bien doradita añadimos el resto de ingredientes y… ¡listo!
En 5 minutos tienes estos muesli riquísimos que conservas en un tarro de cristal durante meses. Si no te lo comes en un abrir y cerrar de ojos, claro.
Processed with Rookie Cam

Processed with Rookie Cam
Yogur natural, aràndanos, mango seco y muesli casero

 
 

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *